No menu items!

    Poda de árboles: Cómo dar forma a tus árboles para potenciar su belleza

    Últimos artículos

    Descubre el placer del contacto con los masajes eróticos

    Explorando los masajes eróticos: una experiencia de placer y...

    Beneficios del alquiler de máquinas de magnetoterapia

    Descubre los beneficios de la magnetoterapia En el mundo de...

    Razones para contratar a una empresa de limpieza profesional

    ¿Por qué contratar a una empresa de limpieza profesional? ¿Cuál...

    Los diferentes usos de las placas fotovoltaicas

    ¿Cómo se utilizan los módulos fotovoltaicos en el ámbito...

    Comparte este artículo

    Consejos para tener un árbol impresionante

    En la vida moderna, encontrar un refugio verde y exuberante en casa se ha convertido en el anhelo de muchos. Un jardín bien cuidado no solo representa un remanso de paz y belleza, sino también una fuente de inspiración y satisfacción personal.

    Si sueñas con tener un jardín impresionante, que no solo te llene de orgullo, sino que también deslumbre a todos los que lo contemplan, estás en el lugar indicado.

    A continuación, La Tierra Jardinería, empresa de poda de árboles, te ofrece una guía detallada con consejos prácticos y creativos para transformar tu espacio exterior en un auténtico paraíso verde, donde la naturaleza se despliegue en todo su esplendor y te brinde momentos inolvidables.

    Consejos para tener un árbol impresionante


    Técnicas de poda

    Para mantener un árbol adulto saludable, estéticamente agradable y sin riesgos, puede ser necesario proceder con técnicas de poda específicas, que incluyen:

    • Poda de limpieza de la copa: se procede a retirar de la copa las ramas muertas, dañadas, enfermas, mal insertadas en el tronco principal, con poco vigor.
    • Poda dividida: se cortan las ramas inferiores del árbol, especialmente en un entorno urbano, para dar cabida a edificios, vehículos y peatones.
    • Poda de reducción: se limita el tamaño de la copa del árbol. Para lograr esto, se realizan cortes posteriores en las ramas principales y secundarias. Esta operación ayuda a mantener la forma original y la integridad estructural del árbol.
    • Poda de aclareo o topping: tiene como objetivo hacer más ligera la densidad de la copa y más abierta en la parte periférica. Una de las razones por las que el follaje se adelgaza es para permitir que la luz penetre más profundamente y ofrecer alimento a un mayor número de hojas o incluso por motivos estéticos.

    Periodos de poda: ¿Invierno o verano?

    Normalmente a finales de primavera o en verano optamos por la poda de árboles jóvenes y vigorosos o de aquellos árboles que no toleran mal la poda, por el contrario, los árboles más viejos y menos vigorosos se podan en invierno.

    Es importante evaluar caso por caso porque el período de poda debe elegirse sobre todo en función del resultado a obtener. No olvidemos que hay algunos factores a tener en cuenta antes de elegir cuándo podar:

    • Número de horas de luz
    • Temperatura
    • Latitud
    • estado fisiológico
    • Actividad del árbol.

    Uno de los aspectos que no hay que menospreciar es que tras la poda nuestra planta necesitará energía para cerrar las heridas, por lo que es muy importante elegir un periodo en el que la propia planta no se dedique a la formación o caída de las hojas.

    Esto se debe a que en el período de formación de las hojas la planta dispersa mucha energía para la producción de nuevos tejidos, mientras que en el período de la caída todas las energías de la planta son translocasas hacia las raíces en forma de almidones.

    Otro periodo a evitar si se quiere realizar una operación de poda muy invasiva es aquel en el que proliferan hongos o bacterias que suele coincidir con la estación otoñal porque podrían atacar el tronco de los árboles precisamente en los puntos donde hay heridas.

    Periodos de poda: ¿Invierno o verano?


    Los beneficios de la poda

    La poda es quizá una de las operaciones más importantes a la hora de cuidar una planta, y aporta muchos beneficios, entre ellos:

    • Mejor oxigenación
    • Una mejor fructificación o floración
    • Un pelaje más brillante
    • Menor riesgo de hongos y parásitos
    • Un intercambio natural entre madera viva y muerta en el interior del árbol
    • Mayor robustez de la planta y mejor resistencia a las inclemencias meteorológicas.

    ¿Cuándo podar un árbol según el tipo de poda?

    Como hemos repetido repetidamente, existen diferentes tipos de poda para un árbol, según el momento de su vida. Los principales tipos de poda son:

    • Poda de cría: Para ejemplares jóvenes, en general, en vivero
    • Poda de entrenamiento: Para árboles jóvenes plantados
    • Poda obligatoria: Para árboles adultos o maduros
    • Poda lateral o de reducción de altura: Para ejemplares adultos
    • Poda de recuperación: Para ejemplares adultos o senescentes
    • Para las podas de reducción y de formación: El mejor momento para intervenir es durante la época de crecimiento.

    Para la poda obligatoria, se aconseja proceder durante el descanso vegetativo, o si es necesario durante la época vegetativa. Para la poda de recuperación es preferible intervenir durante la época de crecimiento del árbol. Para todos los tipos de poda, se recomienda encarecidamente evitar proceder durante o inmediatamente después de períodos prolongados de sequía.

    Valóranos
    spot_img