No menu items!

    Los diferentes usos de las placas fotovoltaicas

    Últimos artículos

    Descubre el placer del contacto con los masajes eróticos

    Explorando los masajes eróticos: una experiencia de placer y...

    Beneficios del alquiler de máquinas de magnetoterapia

    Descubre los beneficios de la magnetoterapia En el mundo de...

    Razones para contratar a una empresa de limpieza profesional

    ¿Por qué contratar a una empresa de limpieza profesional? ¿Cuál...

    Los diferentes usos de las placas fotovoltaicas

    ¿Cómo se utilizan los módulos fotovoltaicos en el ámbito...

    Comparte este artículo

    ¿Cómo se utilizan los módulos fotovoltaicos en el ámbito doméstico?

    La energía solar es una fuente renovable e inagotable que aún no todo el mundo aprovecha al máximo. Es una alternativa limpia al uso de combustibles fósiles y de todos los recursos contaminantes.

    Solemos asociar el uso de esta energía a las actividades domésticas. Sin embargo, en los últimos años se ha investigado mucho para saber cómo aprovechar al máximo la capacidad del sol en distintos sectores como el transporte, la agricultura, el alumbrado público o el textil.

    En este artículo, empresas especializadas en la instalación de placas solares, nos muestran cómo aprovechar al máximo la energía generada por las placas solares.


    Energía solar

    El sol es una fuente de energía renovable de impacto cero. Desde la antigüedad, diversas poblaciones han aprovechado este recurso para diferentes fines.

    Hoy en día, muchas naciones lo utilizan para generar energía limpia, gracias a los modernos sistemas fotovoltaicos.

    Energía solar


    Placas solares: fotovoltaicas frente a térmicas

    Antes de hablar de los diferentes usos de las placas solares fotovoltaicos, es importante entender la diferencia entre placas solares térmicos y fotovoltaicos. Ambos tipos aprovechan la energía solar, pero de formas diferentes:

    • Las placas solares térmicos convierten la radiación solar en energía térmica que puede utilizarse para producir agua caliente o calentar una casa.
    • Las placas solares fotovoltaicos utilizan la energía solar para producir electricidad que luego se utiliza en el interior de nuestros hogares.

    Ahora que hemos hecho una distinción clara entre placas solares fotovoltaicos y placas solares térmicos, especialistas en la instalación de pacas solares, nos muestran los diferentes usos de los módulos solares.


    Uso de las placas solares en el hogar

    Cada vez son más los hogares que optan por la instalación de sistemas fotovoltaicos domésticos, aprovechando los inagotables recursos de la energía solar que reducen la dependencia de la red eléctrica y ahorran dinero en la factura de la luz al tiempo que protegen el medio ambiente.

    El número de módulos solares instalados en el tejado depende en gran medida de la potencia de todo el sistema y del espacio disponible en el tejado.

    El uso de placas fotovoltaicas a nivel doméstico responde a diversas necesidades. En general, la energía producida por las placas solares se utiliza para iluminar la casa o hacer funcionar electrodomésticos.

    Sin embargo, los módulos solares también se utilizan para:

    • La calefacción/refrigeración de la vivienda
    • La producción de agua caliente
    • La iluminación de jardines exteriores
    • El funcionamiento de piscinas.

    A continuación, profesionales en la instalación de placas solares, muestran el uso de placas solares para calentamiento de agua caliente sanitaria y calefacción doméstica.


    Placas solares para agua caliente sanitaria

    La energía solar se utiliza para el calentamiento de agua sanitaria en nuestros hogares. Gracias al elevado número de horas de sol que tenemos en España, optar por esta solución es una elección muy rentable que reduce el consumo de gas y mantiene el planeta más limpio.

    Pero, ¿Cómo funcionan los módulos de agua caliente solar? Normalmente, las placas solares utilizados para este fin son placas solares térmicas que utilizan la radiación solar para calentar el fluido dentro de tubos conductores para transferir el calor al agua almacenada en un acumulador. Esto permite el uso más eficiente de la energía y un importante ahorro en la factura eléctrica.

    Sin embargo, el problema de este tipo de placas es que, debido a su tamaño, consumen todo el espacio disponible en nuestro tejado.

    En cambio, los módulos solares fotovoltaicos no sólo nos permiten alimentar un calentador eléctrico para calentar agua, sino también hacer funcionar nuestros electrodomésticos y cargar un coche eléctrico.

    Placas solares para agua caliente sanitaria


    Placas solares para calefacción doméstica

    Las placas solares también pueden utilizarse para calentar la casa. De hecho, esta tecnología permite producir calor para calentar el agua de los radiadores o para producir aire.

    La instalación de placas solares para calentar el interior de una casa permite ahorrar al menos un 70% de energía, lo que lleva asociado un ahorro económico.

    Además, la actual crisis del gas ha disparado los precios de la electricidad, por lo que instalar placas solares en estos momentos es la mejor solución.

    Según empresas especializadas en instalación de placas solares, cualquier sistema destinado a la calefacción doméstica debe contar con un intercambiador de calor de placas, que es un dispositivo indispensable en los sistemas de climatización que transfiere calor entre fluidos, permitiendo elevar o bajar la temperatura ambiente.

    La energía solar se utiliza principalmente para calentar la habitación de dos maneras:

    El suelo radiante: Los sistemas de calefacción por suelo radiante son conocidos por ser los sistemas de calefacción más eficientes y confortables. De hecho, gracias a esta tecnología, el calor se transmite desde el suelo y se distribuye uniformemente por toda la casa, sin tener que esperar demasiado para notar la diferencia de temperatura. Todo ello supone un ahorro considerable, sobre todo si se utilizan placas solares para alimentar este sistema.

    La bomba de calor: Una de las principales ventajas de alimentar una bomba de calor con un sistema fotovoltaico es, sin duda, la posibilidad de reducir el consumo en la factura.


    Placas solares para iluminación exterior

    Es posible iluminar las zonas exteriores de tu casa (como el jardín, el porche o la pérgola) utilizando electricidad producida por placas solares.

    De hecho, la solución ideal para iluminar estas zonas de forma ecológica son las lámparas solares. Este tipo de iluminación, además de proteger el medio ambiente, ahorra en la factura de la luz y es muy práctica de utilizar.

    Las lámparas solares están equipadas con una batería de carga que se alimenta de la energía solar absorbida por las placas fotovoltaicos.

    En un día soleado, por ejemplo, pueden absorber tanta energía en unas seis u ocho horas que proporcionan seis horas de luz continua durante toda la tarde/noche.

    Además, es importante destacar que estas lámparas solares, al igual que las placas solares, pueden almacenar energía incluso en días nublados.

    De hecho, incluso en esos días nublados en los que el sol está velado, las células fotovoltaicas del interior de las lámparas solares para jardín siguen convirtiendo la energía en electricidad almacenándola en la batería.

    Este tipo de iluminación ecológica es autónoma, ya que se alimenta automáticamente, y puede colocarse en cualquier lugar de tu jardín. Sin embargo, es importante que no se coloque a la sombra, ya que de lo contrario no se recargará lo suficiente.

    El precio de los sistemas de iluminación de jardín depende de muchos factores, como:

    • El diseño
    • El material
    • La potencia de la bombilla expresada en lúmenes
    • La potencia del panel fotovoltaico integrado.

    Además, conviene precisar que todos los sistemas de iluminación solar para jardín son fáciles de instalar. De hecho, no requieren cableado ni gastos de funcionamiento.


    Placas solares para el funcionamiento de piscinas

    Las placas solares son, a todos los efectos, una alternativa válida y eficaz para beneficiarse de una piscina climatizada durante todo el año.

    Para un rendimiento óptimo, el sistema fotovoltaico debe cubrir al menos el 50% de la superficie de la piscina. Además, también es importante tener en cuenta la inclinación del panel solar: de hecho, para calentar la piscina de forma óptima y evitar fluctuaciones de temperatura durante el día, los módulos deben colocarse hacia el sur.

    El uso de placas fotovoltaicos para calentar tu piscina te permite ahorrar dinero al reducir el consumo de energía, con ahorros de hasta el 50-70% en tu factura.

    Además de garantizar una excelente eficiencia energética, el sistema fotovoltaico para piscinas no requiere un mantenimiento frecuente. De hecho, basta con mantener el filtro en buen estado y controlar el PH y la dureza del agua de la piscina para evitar depósitos minerales en los colectores solares y garantizar la limpieza de la piscina.

    Valóranos
    spot_img